¿Zoo o Museo de la ciencia con una exposición especial sobre el cuerpo humano?

Qué dilema… 

Seguramente querríais ir a ver las dos cosas peeeeero al saber el precio perderíais interés (os recuerdo que Singapur “no es país para pobres”)

Y si la pregunta fuese esta otra:

 ¿Dónde crees que podrías aprender más sobre tú salud?

Entonces apostaría a que todos creéis que lógicamente, se aprenderá más de salud humana en el museo, ¿no?

MEEEEC!!! ERROR!!! 

Lo prometo. Al menos en Singapur. 

Estas que veréis a continuación son las recomendaciones nutricionales que encontramos en el museo:

 

Nos dicen los “expertos” que si ingerimos grasas saturadas como carne, mantequilla, o leche entera, vamos a aumentar nuestro colesterol, y claro, este colesterol va a taponar las arterias y vamos a aumentar el riesgo de sufrir un ataque al corazón o tener un derrame cerebral VAMOS A MORIR!

Parecen de DANONE estos del museo.Dando miedo, con historias fáciles de entender, pero ¿Se pueden demostrar?

Porque si esto es verdad, ¿Cómo se explica entonces la Paradoja francesa que tan bien conoce Anne-Gaëlle?

¿Y la Paradoja Inuit de la que os he hablado en un post anterior?

Mucha paradoja me parece a mí… 

¿Y tanta “paradoja” no significará que la teoría no es real? 

Uno de los experimentos que “demuestra” que las grasas saturadas son el demonio, consistió en probar que ATENCIÓN, se formaban depósitos grasos en las arterias de CONEJOS cuando eran alimentados con grasa saturada y colesterol. 

Conclusión de los expertos: Si los conejos desarrollan colesterol por las grasas saturadas, qué no desarrollarán los humanos…

Y con los conejos nos vamos hasta el Zoo de Singapur. 

(Que antes de entrar en materia, hay que aclarar que todos los animales han nacido ya en Singapur porque el amor que tienen por posar no es animal. O si, pero animal adolescente MHYV)

El caso es que en este zoo, hay carteles por todas partes dónde explican por qué le dan de comer a cada animal lo que le dan.

En los animales muy “monos” (y en esta categoría incluyo a todos los animales a los que dan ganas de abrazar) insisten mucho en que no se les de comida porque OJO, “no están adaptados a nuestra alimentación”.

¿Y no le pasaría eso a los pobres conejos con arterias taponadas?

 ¿No será que un animal herbívoro, no lleva nada bien que le den grasas saturadas? 

Y aún más, ¿No pasará eso con nosotros? ¿ No estaremos gordos por estar comiendo una dieta a la que no estamos adaptados?

¿Cuánto tiempo hace que existen las Oreo? ¿y el Colacao? 

¿Cuántas cosas que vienen en un paquete comemos a lo largo del día?

¿No será que como omnívoros que somos estamos adaptados a comer cualquier tipo de COMIDA, pero solo si es COMIDA de verdad, sin endulzantes, potenciadores de sabor, ni azúcar a punta pala?

Yo afirmo sin duda alguna: en mi infancia no había perros gordos.

 Es más, si le digo a mi abuela que conozco a gente que le da a sus perros “pienso de dieta” (pagando 50€ por bolsa porque su veterinario ha dicho que el perro tiene sobrepeso) le da un ataque de risa infinito y no la recuperamos. 

O si le digo que los veterinarios no recomiendan dar restos de carne a los perros porque se pueden clavar un hueso…

¿Se llevan los veterinarios comisión por esos piensos que también vienen en bolsas y les da igual que los perros y los gatos sean obesos? 

¿O será que los perros ya no se mueven como antes porque las nuevas tecnologías les han convertido en seres vagos? Tanta tele…

La conclusión está clara. Somos animales. 

Algo falla si después de tanto evolucionar no somos capaces de controlar la ingesta de alimentos. Yo nunca he visto un animal en su hábitat natural con obesidad y no creo yo que los animales libres calculen su tasa metabólica basal, su ingesta calórica y su nivel de actividad física. 

No conscientemente. Pero alguien lo hace por ellos, y debería hacer lo mismo por nosotros.

Porque es importante para la supervivencia, y si no lo creéis, echad un vistazo a este video que me parece una reflexión muy graciosa:

¿Qué pasaría si todos los animales fuesen gordos?

Anuncios